Historia Fundación Abargues

Historia de la Fundación Abargues

Dña. Luisa Vives Abargues

 

Existía en Benissa ya en el año 1917 un Colegio dirigido por las Religiosas de Loreto dedicadas a la enseñanza.

Consta que en algunos documentos que en 1920 Dña. Luisa Vives Abargues, natural de Benissa, hija de D.Joaquin Vives, natural de Oliva y de Dña. Josefa Teresa Abargues, adquirió unos terrenos para edificar un colegio de Primera y Segunda Enseñanza titulado “Religión”.

En abril de 1931 las Religiosas de Loreto dejan el Colegio y ese mismo año, Doña Luisa, dicta Testamento ordenando que todo su patrimonio constituya una Fundación, “Fundación Abargues” para recibir instrucción y enseñanaza religiosa gratuita al mayor número de niñas del pueblo.

En el año 1931 llegan a Benissa las Religiosas Franciscanas de la Inmaculada, solicitadas por la propia Dña. Luisa para hacerse cargo del Colegio. Dicha benficiaria permanece retirada en la Casa- Colegio de Benissa hasta el comienzo de la guerra civil que pasó a Valencia a casa de unos familiares. Allí murió de muerte natural en 1936 mientras los primos eran fusilados.

Finalizada la guerra civil, regresan las Hermanas Franciscanas que se habían ausentado durante la guerra y el único familiar más allegado, D. José Cabrera Abargues, que se interesó para que la Fundación quedara consolidada. El 17 de octubre de 1973, ante el notario D. Francisco Estela, se hace realidad ese deseo quedando constituida la Junta por los siguientes patronos: Congregación de Hnas. Franciscanas de la Inmaculada, el párroco y el Ayuntamiento de Benissa.

Desde entonces han pasado por la Escuela varias generaciones de niñas y jóvenes adquiriendo una formación humana, cultural y cristiana. Además de las clases regulares, se impartían clases de música, mecanografía, labores, llegando las jóvenes a preparar su ajuar para casarse. En cuanto a formación religiosa las Hermanas organizaban Retiros, Ejercicios Espirituales,…

La Fundación ha pasado por situaciones precarias y años difíciles para las Religiosas. Gracias al interés y las buenas gestiones de la Junta se vendieron unos terrenos para restaurar la casa y construir la nueva Escuela Infantil. Otros se alquilaron con el fin de sacar beneficios a futuro. Durante el tiempo que duraron las obras, las Religiosas, se vieron obligadas a alquilar un piso en el mismo pueblo.

Al mismo tiempo se restauró la “Casa Calalga” en Calpe transformándola en lo que hoy se conoce como “Albergue Abargues” para grupos de jóvenes de Benissa y su entorno, así como colegios.

Otro gran logro fue la construcción del Centro parroquial. La Parroquia de Benissa no contaba con un local para impartir Catequesis y realizar eventos parroquiales. Dada la carencia de medios para una adecuada construcción, la Fundación, en recuerdo a Dña. Luisa, que deseaba la formación cristiana para los niños y jóvenes de Benissa, donó incondicionalmente el dinero suficiente para construir el Centro Parroquial que hoy es admiración de cuantos lo gozan y visitan.

Todo el pueblo de Benissa tenemos que dar gracias al Señor por la generosidad de Dña. Luisa para con su pueblo

En FUNDACION ABARGUES utilizamos cookies propias y de terceros para analizar nuestros servicios y mostrarte publicidad relacionada con tus preferencias en base a un perfil elaborado a partir de tus hábitos de navegación (por ejemplo, páginas visitadas) Puedes obtener más información y configurar tus preferencias AQUÍ. política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies